Puesta en servicio

Energización de instalaciones, nuevas o con modificaciones, tomando las medidas preventivas necesarias en la energización para garantizar el correcto funcionamiento de la instalación tras las pruebas previas a la puesta en servicio.