Mantenimiento preventivo y correctivo

El Mantenimiento Preventivo es un modo de disminuir costes, de proteger equipos, de mantener constantes los rendimientos de producción y de garantizar el normal funcionamiento de una instalación.

Este tipo de mantenimiento desarrolla una rutina de inspecciones periódicas y el reemplazo o ajuste de sistemas o elementos antes que se produzca un fallo.

En cuanto al Mantenimiento Correctivo, si aparece una avería imprevista, se procederá a repararla en el menor tiempo posible para que el sistema, equipo o instalación siga funcionando normalmente sin generar perjuicios.